Hace unos días, mientras preparaba mi taller “Sana tu vida” de Louise Hay sobre la Relajación y la paz interior, una persona interesada en participar en él me dijo: a ver si me va bien, porque a mi nadie me relaja”. Esta frase llamó poderosamente mi atención, porque eso era precisamente lo que yo creía de la relajación hace un tiempo: que venia del exterior. Durante años anduve buscando la relajación en lugares y actividades que se supone que son relajantes como por ejemplo los masajes y en los centros de spa, obteniendo escasos resultados, y en todo caso, de corta duración.

 

Creo que en nuestra sociedad nos inducen a pensar que la relajación es algo que obtendremos si vamos a determinados lugares o hacemos determinadas cosas. Después de leer a grandes autores como Deepak Chopra, Eckhart Tolle o Louise Hay y de analizar mi propia experiencia personal he llegado al convencimiento de que la relajación y la paz interior solamente pueden provenir,precisamente, de nuestro interior. Por eso, puedes irte a la otra punta del mundo y a pesar de ello continuar con las mismas preocupaciones de siempre dándote vueltas en la cabeza, creándote malestar.

paz interior

Nadie puede relajarte, excepto tu.  Sólo tu puedes crear la paz en tu interior. Las condiciones externas ayudan, por supuesto: la tranquilidad, el silencio, el contacto con la naturaleza,el sonido del agua o la música inducen a la relajación y aportan paz, pero tu eres quien debes tener la disposición mental para relajarte, para aflojar los músculos de tu cuerpo, para aquietar tu mente. Es muy útil para este propósito  aprender técnicas de relajación corporal y mental. Pero ten presente que si deseas relajar el cuerpo debes relajar  también la mente, porque cuando la mente está tensa, el cuerpo lo está también. Tenemos que predisponer a nuestra mente a que se relaje, tomando el mando, permitiéndonos aflojar la musculatura, concentrarnos en la respiración. La relajación és algo íntimo, personal, y depende de nuestra propia capacidad.

paz interior 3

Para ayudar a crear en tu mente esta disposición para la relajación puedes usar la técnica de las afirmaciones positivas.

Louise Hay, autora del best-seller “Usted puede sanar su vida”, concede mucha importancia a la relajación.Podrías repetirte alguna de sus frases, como por ejemplo:

       “Me doy permiso para relajarme”

       “Elijo vivir relajadamente”.

O puedes crearte las tuyas propias.

Con ellas ayudaras a crear en tu mente una nueva manera de entender este concepto, haciéndote cargo de tu bienestar, y no delegando en los demás algo que es indelegable.

tension

Dado que la tensión no es otra cosa que miedo, si estás muy tenso y te cuesta relajarte, te sugiero que analices cuales son los miedos que te atenazan. Si los conoces podrás trabajar con ellos y superarlos. Para eso te ayudará enormemente practicar la meditación. Esta és una herramienta muy útil para tranquilizar nuestra mente, para aquietarla, para observar lo que ocurre en ella.

Repasa tus relaciones, tus actividades de ocio, tus hábitos de vida. Analiza si sirven a tus intereses o te causan malestar y tensión, y si es así elimínalos de tu vida y créate otros que te beneficien. Y como dice Louise Hay:”no te metas miedo a ti mismo con pensamientos aterradores. Deja de asustarte con tus propios pensamientos”. Establece tus prioridades y actúa en consecuencia. Recuerda que tu bienestar está por encima de todo.

 

paz interior 1

 

Mª Angels Lopez

Professora de la filosofia Louise Hay

Fuente: http://maria-angels-lopez.webnode.cat/