Cada vez hay más personas que practican la meditación, y cada vez hay más centros dónde se enseña a meditar. Creo que es normal, porque la necesitamos. Por lo general, la mayoría de nosotros vivimos pendientes de todo lo que viene del exterior. Nos inundan con noticias procedentes de todo el mundo, anuncios publicitarios y películas que imponen determinados estilos de vida en nuestra  sociedad. Vivimos rodeados de ruido, de distracciones. Tenemos la mente siempre ocupada ( o preocupada) en mil temas. Sabemos lo que ocurre ahí afuera, pero ¿conocemos lo que ocurre en nuestro interior?, ¿en nuestra mente y en nuestro cuerpo?. ¿Que caso le hacemos a nuestros sentimientos? ¿Los escuchamos o los apartamos rápidamente porque nos dan miedo? La meditación viene a ayudarnos a paliar este déficit de auto conocimiento y sosiego.

       La meditación ha llegado a Occidente y es utilizada incluso por los psicólogos en sus consultas para tratar transtornos como la depresión o la ansiedad. La llaman Mindfulness o Atención plena. Hay estudios que evidencian los efectos positivos que produce la meditación en la mente y el cuerpo de sus practicantes (no olvidemos que cuerpo y mente están conectados) y todo el mundo coincide en los estupendos beneficios que se consiguen en cuanto a la salud y al bienestar de las personas se refiere.

meditacion 2

       Hay muchas maneras de meditar, aunque probablemente a todos nos viene a la cabeza la imagen de una persona sentada en la posición del loto, con las piernas cruzadas y la espalda recta. Al menos esa era la idea que yo tenia de la meditación hace años, cuando empecé a interesarme por los temas espirituales y de crecimiento personal. Y como yo no podía mantenerme en esa posición pensaba que meditar no era para mi, que yo no servía o que no sabía hacerlo. Por suerte descubrí que existen otras maneras de meditar, tan válidas como esa.

meditacion 1

       Fué leyendo el bestseller de Louise Hay “Usted puede sanar su vida” donde aprendí que meditar es un proceso sencillo y natural para el ser humano. Como dice esta autora “podemos complicarlo con formas de respiración especializadas, y rituarizarlo con mantras” pero todos podemos meditar de forma muy sencilla.  Basta con sentarse o tumbarse en silencio, relajar el cuerpo, y observar la propia respiración, dejando que los pensamientos pasen tranquilamente por la mente, sin darles importancia, y se irán. Se pueden o no contar las respiraciones, o repetir palabras o frases con sentido para nosotros. Otras formas son la meditación Vipassana (presenciar desde la conciencia pura), bailar, entregándose por completo a la música y el ritmo, la meditación guiada…

noia

       También me animó descubrir que no existen formas correctas o incorrectas de meditar. Cada uno ha de encontar el método que mejor le va. Se puede meditar sentado, pero también se puede meditar en movimiento, como acabo de referir. Yo alterno diferentes tipos de meditación, según lo que siento que necesito en cada momento . Una de las que más me gusta es meditar caminando por el bosque, aunque también me gusta simplemente observar mi respiración.

       Los beneficios a los que antes hacía referencia son múltiples, y dependen en gran medida de la asiduidad con que se practique la meditación.  Se aquieta la mente, ayuda a la concentración y a la claridad mental, a conocerse mejor uno mismo, a reparar el desgaste que se produce diariamente en nuestro sistema nervioso fortaleciendo nuestro sistema inmunológico. Y no te hace falta nada para practicarla. Solamente un poco de soledad y silencio… o ni siquiera eso cuando se tiene suficiente práctica.

Meditant davant el riu

       Si te has sentido reflejado con lo que has leído al principio del articulo, entonces te invito a que lo pruebes. Quizás podrías empezar con alguna meditación guiada, para que te resulte más sencillo. Comienza por meditaciones cortas, de 5 o 10 minutos. Busca el método que te resulte más fácil y comienza a meditar. Creo que te gustará.

mari angels

Mª Angels Lopez

Professora de la filosofia Louise Hay

Fuente: http://maria-angels-lopez.webnode.cat/