La quinua es un alimento excepcional, siendo uno de los alimentos preferidos por los nutricionistas y médicos por su gran cantidad de beneficios para la salud. Es posible, que no tengas en consideración muchas de las cuantiosas propiedades de la quinoa, que lo han convertido en un alimento de moda.

Propiedades nutricionales de la quinoa

La quínoa es un cereal con bajo contenido en hidratos de carbono, con alto contenido en Omega 6 y Omega 3. Grasas esenciales puesto que el cuerpo humano no tiene capacidad para producirlas por sí solo. El omega 6 mejora la circulación, el sistema inmunológico y participa en la síntesis de proteínas. En cuanto al Omega 3 y sus beneficios destacamos su efecto antinflamatorio y ayuda a prevenir el riesgo de enfermedades como cáncer, artritis o enfermedades del corazón. La quínoa es rica en potasio, fósforo, hierro, magnesio, calcio y zinc. Debido a su alto contenido de fibras y proteínas es cada vez más utilizado para deportistas y para diabéticos ya que tiene un índice glucémico bajo. Otro aspecto interesante es que no tiene gluten lo que permite una mejor absorción de los nutrientes y es apta para celíacos.

¿Cómo se cocina la quinoa?

Normalmente está lavada cuando la compramos envasada, si no es así deberíamos lavarla hasta que deje de producir espuma saponaria.

Se cocina igual que el arroz, dos medidas de agua por una de de quinoa, y a fuego lento. La quinoa se vuelve crujiente después de cocerla.

Por su sabor característico puede acompañarse tanto de dulce como de salado. Por su textura crujiente le pueden ir bien alimentos blandos, como el aguacate o la bechamel. Por su procedencia latinoamericana también puede asociarse la quinoa con productos procedentes del mismo lugar, como la patata, el pimiento o el maíz.

Aquí os dejo una fantastica receta, espero que os guste.

receta quinoa